Colegio Oficial de Farmacéuticos de Burgos Volver a la portada
FARMACIA Y DÍA NACIONAL DEL CELÍACO


Acceso con DNIe/Certificados   
Ventanilla Única

FARMACIA Y DÍA NACIONAL DEL CELÍACO

27-05-2014 · Vistas: 784 · Recomendaciones: 0 · Comentarios: 0
 

 FARMACIA Y CELIACOS

Las personas con celiaquía sufren una intolerancia al gluten, proteína que se encuentra en los cereales (trigo, cebada, avena, centeno, triticale –cereal mezcla de trigo y centeno- y sus derivados)  no encontrándose en el maíz y en el arroz. Esta proteína les daña el intestino delgado. El único tratamiento es eliminar de su dieta el gluten. El gluten puede encontrarse en los alimentos pero también en los medicamentos.

La farmacia es un establecimiento sanitario donde el celiaco va a encontrar al farmacéutico, un profesional sanitario cercano que le va a ayudar a controlar y llevar su enfermedad. Además la farmacia colabora en programas de detección precoz de la enfermedad, en campañas de sensibilización a la población, facilita el acceso a alimentos sin gluten debido a su buen canal de distribución y al modelo de farmacia español que implica la existencia de farmacias en pequeñas poblaciones.

 

El almidón, el gluten y los medicamentos.

El almidón es un hidrato de carbono complejo o de absorción lenta de origen vegetal. Tanto el almidón como el gluten se encuentra en el trigo y en el resto de cereales indicados anteriormente. En el proceso de separación de estas dos sustancias pueden quedar restos de gluten en el almidón. Aunque sean cantidades muy pequeñas de gluten las que se ingieren, el intestino se está dañando aunque no haya síntomas visibles, por ello es importante que los celiacos conozcan cuáles son los medicamentos que, administrados por vía oral, tienen almidón o gluten y en qué proporción. Los medicamentos están formados por los principios activos y los excipientes, sustancias auxiliares que ayudan a que el principio activo se formule de manera estable, eficaz y, sobre todo, segura para el paciente. En la industria farmacéutica se utiliza como excipientes  tanto el almidón como el gluten. El almidón se utiliza, por ejemplo, como diluyente para aumentar el tamaño cuando la dosis de principio activo es muy baja, porque el medicamento resultaría tan pequeño que no se podría manejar. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) establece aquellos excipientes que deben declararse obligatoriamente en el etiquetado del producto, por ser necesario para una correcta administración y uso del medicamento. Esta legislación establece, además, la información que debe figurar en el prospecto y en la ficha técnica sobre estos excipientes. Un ejemplo son los productos que contienen almidones y que han sufrido modificaciones (la clase de almidón necesita estar identificada).

Entre los excipientes de declaración obligatoria se encuentran el gluten y el almidón de trigo, avena, cebada, centeno, triticale y sus derivados. Los medicamentos que los contengan deberán incluir la siguiente información adicional:
1. Si contiene gluten, el prospecto debe decir este medicamento contiene gluten, acompañado de un aviso explícito a los celiacos.
2. Los que contengan almidón de trigo, avena, cebada, centeno, triticale y derivados, y cuya cantidad de gluten sea menor a 20 partes por millón, indicarán el origen del almidón y la cantidad de gluten equivalente, aunque sea en cantidades mínimas que lo hagan apto para el paciente celíaco.

Hay alrededor de 150 presentaciones de medicamentos que contienen almidón o gluten pudiendo haber altas y bajas en cualquier momento por ello, si tiene cualquier duda sobre este tema, consulte con su farmacéutico.


« Volver

Compartir

DiggIt! Del.icio.us Google Meneame Facebook Twitter Tuenti

Añadir Comentario

Para poder añadir un comentario debe estar autentificado.
Contacto | Localización | Favoritos | Aviso legal